En Estado del Malestar Nina Lykke plantea, con un lenguaje eficaz y una narrativa amable y de fácil lectura, una novela que tras su última página deja un cierto poso de amargura. Los personajes se comportan casi como zombies en una sociedad que ya nada espera de ellos, salvo el comportamiento de rebaño. Elin, al final actuará y tomará una decisión. ¿Lo hará convencida?¿Motivada? ¿Ilusionada?¿Resignada?¿Desolada?¿Abrumada por el destino?

¿Quien lo sabe? Yo lo imagino, pero si quieres saberlo tendrás que leer Estado del Malestar, yo lo hice y en apenas un par de días había devorado sus 265 páginas con interés, curiosidad y una cierta sonrisa en ocasiones congelada.

Estado del malestar una novela de fácil lectura pero de difícil digestión por su mordaz sátira de la sociedad noruega.

Ganadora del Premio Brage, el premio literario más relevante de la literatura Noruega, Estado del malestar es la consagración de Nina Lykke como una de las grandes escritoras del país nórdico gracias a la ironía que imprime a sus descripción del supuesto paraíso nórdico.

Estado del malestar es una divertida sátira de la insoportable levedad de la clase media surgida al calor del Estado del bienestar, vista por una mujer privilegiada que vive en uno de los países más ricos del mundo y, sin embargo, se halla siempre al borde de un ataque de nervios.

Elin es una doctora muy profesional y competente, pero está cansada de ser buena, de ser una esposa y madre ejemplar, de atender a pacientes que se autodiagnostican en Google y buscan curas a males imaginarios. Bebe casi una botella al día del vino más caro y ve series de televisión, mientras su marido Axel se inscribe en una carrera de esquí tras otra. Hasta que un día, por error, Elin envía una solicitud de amistad a Bjørn, su novio de juventud, poniéndolo todo patas arriba.

Acorralada por sus dilemas, Elin abandona su casa y se instala a vivir en su consulta. Sabe que en algún momento tendrá que salir de su madriguera y afrontar la realidad, pero permanece allí en una especie de estado catatónico. Desde una esquina la interpela el esqueleto de plástico Tore, una voz en off mordaz y socarrona que le señala las verdades que no se atreve a reconocer.

Acorralada por sus dilemas, Elin abandona su casa y se instala a vivir en su consulta. #EstadodelMalestar #NinaLykke #GatopardoEdiciones #oriolVillarPool #ElSilenciodelosLocos Clic para tuitear

 

ESTADO DEL MALESTAR NINA LYKE Oriol Villar Pool El Silencio de los locos
ESTADO DEL MALESTAR
NINA LYKE, 2020
Nº de páginas: 263 págs.
Encuadernación: Tapa Blanda
Editorial: GATOPARDO EDICIONES
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788412141450
Comprar en Casa del Libro

 

Estado del malestar…

Al entrar en mi oficina no pude evitar que mi mirada me dirigiera hacia un pequeño libro depositado sobre un mueble archivador. Me acerqué con la atracción que solo los aficionados a los libros conocerán y que quienes no lo sean no acabarán de comprender nunca. El libro estaba colocado con la cubierta hacia abajo. Respiré profundamente antes de darle la vuelta y descubrir de qué se trataba. Estado del malestar era el título. Su autora, Nina Lykke al parecer es una de las voces más en alza en las letras noruegas y ha obtenido entre otros el Premio Brage, el más importante de Noruega,  lo que ya parecía ser una cierta garantía de calidad.  La portada tenía un diseño, cuando menos curioso. En ella una mujer con medio cuerpo fuera y la otra dentro de una ventana, es observada desde la ventada contigua por un hombre de quien se nos oculta su rostro. No sanbemos si ella, la mujer, quiere escapar del hogar o si por el contrario está intentando acceder a él de manera clandestina.

De modo que no me pude resistir y tras lanzar una mirada exploradora a mi entorno decidí hacerme con el libro y ocultarlo en mi mochila. No, no lo estaba robando. Tan solo pretendía poseerlo durante un tiempo, para después devolverlo. El tiempo que el libro permanecería en mi poder ya iba a depender tan solo de él, del interés que pudiera suscitar en mí. De su capacidad para atraparme y despertar mi curiosidad por conocer qué  venturas y desventuras iban a acompañar a su protagonista, Elin.

El tiempo que el libro permanecería en mi poder ya iba a depender tan solo de él. #EstadodelMalestar #NinaLykke #GatopardoEdiciones #OriolVillarPool #ElSilenciodelosLocos Clic para tuitear

Elin es una profesional de la medicina de familia. Trabaja en un centro de salud y se ocupa de aquellos pascientes que vistan a diario a los profesionales de más bajo escalafón en la jeraquía médica, pero de vital importancia para el funcionamiento de esa misma profesión.  A Elin le gusta su profesión, al menos le gustaba, por desagradable que pueda resultar en ocasiones. Y Nina Lykke no pierde la oportunidad de mosrtárnoslo con anecdotas cuando menos escatológicas y/o demenciales. Afirma su autora que todos los casos médicos que trata en Estado del malestar están inspirados, muy verazmente, en la realidad. Cualquiera que haya desarrollado alguna acitivad porfesional de cara al público se atravería a afirmar que incluso se ha quedado corta.

Pero estas cositas médicas no son  las que más preocupan a Elin. Vive clandestinamente en su consulta pues su marido Aksel y su amante Bjorn no le dan lo que a ella le gustaría tener. De modo que busca refugio en las noches en su consulta; en sus conversaciones con Tore, un esqueleto de plático que le da palique desde un rincón ejerciendo de su propia conciencia; y de peceras de vino que le ayudarán a mitigar su soledad y su desamparo.

Elin no es feliz, como parece no serlo ninguno de los personajes que pueblan el texto. Ninguno parece ser del todo consciente de vivir en uno de los paises más ricos del mundo, con los mejores servicios públicos imaginables y con todas sus comodidades. Pero todas estas cosas parecen no lograr aportar ni tan siquiera unas migajas de felicidad a quienes las disfrutan.

En #EstadodelMalestar todos los casos médicos que trata están inspirados, muy verazmente, en la realidad. #NinaLykke #GatopardoEdiciones #oriolVillarPool #ElSilenciodelosLocos Clic para tuitear

No pierde la oportunidad Nina Lykke de diseccionar a su propia sociedad y extraer de ella todas y cada una de sus miserias. Lo hace de modo satírico y con un humor unas ves más sutil que otras. Ironiza Nina Lykke con la clase media biempensante Noruega. Con esa izquierda burguesa que adolece de los mismos defectos y de las mismas virtudes que los demás, pero que necesita del beneplácito de un lider de opinión para saber juzgar la realidad conforme a la opinión del rebaño. Raza, homosexualidad, alcoholismo, inmigración, relaciones superficiales e hipócritas son algunos de los temas que Nina Lykke  trata de manera irónica poniendo en solfa a su sociedad.

Dice la autora que Noruega sería un término medio entre la corrección política extrema de Suecia y la «laxitud» en la idiocia políticamente correcta de Dinamarca. Nina Lykke plantea una sociedad sin apenas pensamiento propio,  exigente hasta el despropósito en cuanto a lo que el Estado del Bienestar pueda ofrecerles o no hacerlo. De ahí el título en español Estado del Malestar en un juego de palabras por el cual quienes todo lo tienen apenas son capaces de disfrutar de nada. No deja de resultar curioso que el título de la novela original fuera Metástasis, como ese mal que va infectándolo todo y adueñandose del cuerpo de quienes lo padecen hasta acabar con ellos.

Esa izquierda burguesa que adolece de los mismos defectos y de las mismas virtudes que los demás. #EstadodelMalestar #NinaLykke #GatopardoEdiciones #oriolVillarPool #ElSilenciodelosLocos Clic para tuitear

Ni el amor ni la felicidad ni la familia ni el trabajo, ni tan siquiera las series de televisión, consiguen mitigar la desazón de Elin, como representación de un conjunto de ciudadanos opulentos e insatisfechos,. Una sociedad ejemplo para muchas democracias más pobres y horror para quienes aspiran ser ellos mismos.

Nina Lykke plantea, con un lenguaje eficaz y una narrativa amable y de fácil lectura, una novela que tras su última página deja un cierto poso de amargura. Los personajes se comportan casi como zombies en una sociedad que ya nada espera de ellos, salvo el comportamiento de rebaño. Elin, al final actuará y tomará una decisión. ¿Lo hará convencida?¿Motivada? ¿Ilusionada?¿Resignada?¿Desolada?¿Abrumada por el destino?

¿Quien lo sabe? Yo lo imagino, pero si quieres saberlo tendrás que leer Estado del Malestar, yo lo hice y en apenas un par de días había devorado sus 265 páginas con interés, curiosidad y una cierta sonrisa en ocasiones congelada.

Un buen libro en resumen de una autora  a la que habrá que seguir la pista con algunas de su novelas como Descomposición (2013), No, cien vesces no (2016), ganadora del premio de la crítica joven en Noruega y su libro de relatos Orgía y otras historias (2010).

Nina Lykke

Nina lykke (1965). inició su carrera como escritora en el año  2010 con el libro de relatos Orgien, og andre fortellinger (Orgía y otras historias). En el año 2013 publicó la novela Oppløsningstendenser (Descomposición), y en 2016 presentó No, mil veces no, ganadora del Premio de la Crítica Joven.

Estado del malestar, publicada en 2019 (en Gatopardo ediciones en 2020), fue la obra de ficción literaria más vendida en Noruega y ganó el Premio Brage, el galardón literario más importante de su país. En los últimos años, Lykke se ha convertido en una figura clave de las letras noruegas contemporáneas, compartiendo el honor con otros autores Linn Ullmann, Vigdis Hjorth y Karl Ove Knausgård.

 

Nadie conoce las modas populares mejor que un médico de familia. He visto de todo: productos sin gluten, sin lactosa, sin azúcar, todas las recetas de los periódicos y de internet que convencen a personas sanas de que si dejan de comer pan o queso todo irá como es debido. Los pacientes de mediana edad no comprenden por qué están siempre tan cansados. Porque te haces mayor, les digo, pero ellos creen que esto de la edad no les concierne, igual que piensan que todo ese asunto de la muerte no va con ellos. Que la muerte hará una excepción en su caso. Dan por hecho que el cuerpo ha de funcionar sin crujidos y se sorprenden el día que deja de hacerlo. El día que las heces no salen, el sueño no llega y los músculos no colaboran. Con cuarenta y siete años no se es viejo, dice el paciente de cuarenta y siete años. Sí, le respondo. Con cuarenta y siete años se es lo bastante viejo como para que las cosas ya no funcionen como antes. Pero no están dispuestos a aceptarlo. Quieren seguir igual que hasta entonces y por eso se compran un determinado tipo de zumo o unos polvos verdes en internet, o se hacen pruebas de alergias e intolerancias alimentarias para poder seguir como antes si se toman el zumo o los polvos o dejan de consumir algún producto indispensable o no se acercan a animales peludos. No quieren saber nada de lo que les digo, que es que tienen que relajarse, estar satisfechos con lo que tienen, comer de todo y moverse un poco, por ese orden. Estoy harta de decírselo y ellos están hartos de escucharlo, pero esa es la verdad y la verdad es aburrida…

Seguir leyendo un extraco de Estado del malestar

Estado del malestar, Nina Lykke (GATOPARDO EDCIONES 2020)

Escucha el capítulo 1 de Estado del malestar

La crítica opina sobre Estado del malestar de Nina Lykke.

Trágico, estimulante y bien escrito.
Berta Gómez, Radio Primavera Sound

Estado del malestar les va a producir resaca sentimental. Pero yo no he podido dejar de beber esta realidad que novela con maestría Nina Lykke.
Ana Abelenda, La Voz de Galicia

Una crítica acerada y afable de una sociedad de la abundancia que engendra ciudadanos insatisfechos y aletargados.
Jurado del Premio Brage

Considerar a Elin como un mero estereotipo de la sociedad de bienestar noruega sería empequeñecer a este personaje rico en matices de cuyo fino humor gozará cualquier lector. Sus reacciones y conflictos resultarán familiares a muchos lectores; sin ir más lejos, su hábito de encadenar capítulos de series con una copa de vino siempre llena en la mano. ¿Será entonces que la Europa del Norte no es tan diferente de la del sur?
Mercedes Cebrián, El País

La ingeniosa misantropía de Lykke y su desprecio hacia la época actual son tan corrosivos que me veo empujado a la indignación moral, pero no puedo, me hacen disfrutar demasiado.
Inger Bentzrud, Dagbladet

De lectura fácil y entretenida, es una puerta abierta a conocer la frialdad y el aburrimiento de una sociedad biempensante, en la que apenas existen las carencias materiales y en la que la moralidad también se rige por las raíces de una cultura luterana-protestante que ha dejado su huella. Un texto que nos incita a pensar sobre el escaparate del estado de bienestar.
Lourdes Rubio

Estado del malestar levanta la alfombra de los siempre perfectos países nórdicos y cuestiona si esa exigencia de ser felices no nos convierte en seres profundamente tristes.
Eva Cosculluela, Heraldo de Aragón

Te ha interesado el post. ¿Te apetece decir algo más?
NO te cortes hazlo en los comentarios, me gustará responderte.

 

© «Estado del malestar | Una sátrira feroz de Nina Lykke». Es una reseña de Oriol Villar-Pool