Bajo la coartada de un bien común. Bien en el que nadie parece ponerse de acuerdo, vemos como, a cada día que pasa, nuestras libertades se ven mermadas hasta límites inimaginables hace apenas una decena de meses.

"La prohibición de tus sueños"

«La prohibición de tus sueños»

Bajo la coartada de un bien común. Bien en el que nadie parece ponerse de acuerdo, vemos como, a cada día que pasa, nuestras libertades se ven mermadas hasta límites inimaginables hace apenas una decena de meses.

Entonces es cuando al comprobar que comportamientos sociales hasta hace bien poco naturales e incluso necesarios para la salud mental han devenido en delito. En una arma arrojadiza entre delatores y delatados; entre comprometidos e insolidarios; entre buenos y malos; entre justos y quienes no lo son; entre fieles y díscolos…Todo ello, claro está, a los ojos de un discurso cada vez más confuso y que cada día se muestra más siniestro.

Un discurso que sin en menor disimulo ya no oculta sus verdaderos fines. Un discurso cuyo único propósito es construir un relato diabólico y convencernos de él hasta asumirlo como propio. Un relato que nos haga bajar la cabeza ante tamaño despropósito y además aparecer como satsifechos e ilusionados con un mundo de sombras que avanza a un ritmo aterrador.

Un discurso cuyo único propósito es construir un relato diabólico y convencernos de él hasta asumirlo como propio. #OriolVillar #ElSilenciodelosLocos #Fotografía Clic para tuitear

Un relato a través del cual, so pena de ser «crucificado», se impide la libre expresión de las ideas. Caro está que éstas serán siempre aquellas que no coincidan con la partitura compuesta por lo más siniestro de lo mas siniestro de las almas negras que rigen el destino de la humanidad.

Un destino cada vez más incierto y menos esperanzador. Pero siempre tendremos el mar y al final el horizonte en nuestro recuerdo, para soñar con un mundo libre, justo y hermoso en el que aunque nos roben la identidad, aunque pretendan prohibirnos soñar, siempre nos quedará la imaginación.

Aunque nos roben la identidad, aunque pretendan prohibirnos soñar, siempre nos quedará la imaginación. #OriolVillar #ElSilenciodelosLocos #Fotografía #Totalitarismo Clic para tuitear

© «La prohibición de tus sueños» es una fotografía de Oriol Villar-Pool.